Menu

El consumo de tu coche es hasta un 42% más alto que la homologación

22 noviembre, 2016 - Compras, Empresas, Noticias
El consumo de tu coche es hasta un 42% más alto que la homologación

La diferencia entre el consumo real y la homologación de vehículos nuevos en la Unión Europea es de un 42% según la última actualización del
Consejo Internacional para el Transporte Limpio fruto de la investigación en curso que analiza el consumo de combustible del coche y sus emisiones de CO2.

Para sacar estos datos se han analizado más de un millón de coches de siete países europeos y de hasta 13 fuentes diferentes.

Lo más grave es que desde 2001 la diferencia entre la realidad y la homologación se ha multiplicado por cuatro, una diferencia que se cifra en unos 450€ de media más al año en costes extras de combustible entre lo que nos dijo el fabricante a la hora de comprarlo y lo que nos encontramos en el uso cada día.

En 2003 la diferencia era de un 10%, en los siguientes diez años creció hasta el 25% y en solo 3 años casi se ha duplicado. Éste imparable crecimiento debe poner en marcha un nuevo sistema de homologación del consumo de tu coche en Europa puesto que no es solo un coste para el comprador, si no para la sociedad porque realmente se emiten muchas más partículas contaminantes y a los fabricantes no les importa mucho porque en Europa vivimos engañados.

La prueba de medición de consumo se desarrolló en la década de 1980. Llevamos casi 40 años usando la misma vara de medir pero los coches han evolucionado notablemente con tecnología pensada para sacar buenos datos en este tipo de pruebas.

Las pruebas de homologación están prostituidas. Los fabricantes saben cómo conseguir reducir el consumo de tu coche sin que afecte al uso cotidiano para poder conseguir un argumento de ventas que convenza a los consumidores, un argumento de ventas que es mentira como el consumo de combustible reducido. El consumidor se siente estafado y engañado cuando en la realidad tiene que gasta un 42% más de combustible que la homologación, y además, el consumidor no puede hacer nada.

Fuente: Hipertextual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: